Localización de los servicios a efectos de su tributación en IVA

Es un asunto realmente complejo, difícil de interpretar y de las que genera mayores confusiones. Regulado este aspecto en los artículos 69 y 70 de la Ley 37/1992 del IVA, y por las regulaciones de la

Directiva Europea 2006/112/CE, cuyo objetivo es armonizar y unificar la tributación de los estados miembros, a efectos de dónde se tienen por localizados los servicios a efectos del IVA. Tal es el caso, que la propia Agencia Tributaria pone a nuestra disposición una herramienta virtual, que nos ayudará a la correcta localización del servicio.

Tal es el caso, que la propia Agencia Tributaria pone a nuestra disposición una herramienta virtual, que nos ayudará a la correcta localización del servicio. Se encuentra disponible en el siguiente enlace:

Herramienta Localización de la Agencia Tributaria

Las variables de las que depende la correcta localización del servicio prestado (o recibido, según el caso), son las siguientes:

  • Tipo de servicio del que se trata: servicios relacionados con inmuebles; transporte y servicios accesorios; arrendamiento de medios de transporte; manifestaciones culturales, educativas, deportivas, científicas, recreativas, ferias, exposiciones y similares, enseñanza presencial y a distancia; restaurante y catering; trabajos y ejecuciones de obra sobre bienes inmuebles, informes periciales, valoraciones y dictámenes relativos a dichos bienes; mediación en nombre y por cuenta ajena; servicios vía electrónica de telecomunicación, radiodifusión y televisión; agencias y de viajes; etc…
  • Localización del prestador del servicio. Es decir, domicilio fiscal de la persona, física o jurídica que realiza la prestación del servicio. Las opciones aquí son: península o Islas Baleares (territorio de aplicación del IVA); Canarias, Ceuta o Melilla; otro estado miembro de la UE (distinto de España, se entiende); y un estado fuera de la UE.
  • Condición del cliente o receptor del servicio. Es decir, si el destinatario del servicio lo recibe en el marco de una actividad económica. Las opciones aquí son: particular, o persona jurídica, que no actúa como empresario o profesional, y no tiene NIF-IVA, es decir, que recibe el servicio como sujeto privado, no en el marco de una actividad económica (empresarial o profesional); empresario o profesional; y persona jurídica que no actúa como empresario o profesional, y sí tiene NIF-IVA.
  • Localización del cliente o receptor del servicio, al igual que en el caso anterior para el prestador del servicio. Es decir, domicilio fiscal de la persona, física o jurídica destinataria de la prestación del servicio. Las opciones aquí son: península o Islas Baleares (territorio de aplicación del IVA); Canarias, Ceuta o Melilla; otro estado miembro de la UE (distinto de España, se entiende); y un estado fuera de la UE.
  • Lugar de utilización efectiva del servicio: península o Islas Baleares (territorio de aplicación del impuesto) y fuera del territorio de aplicación del impuesto.

Las posibles combinaciones de la herramienta son bastante amplias, ofreciendo ésta al final del análisis información sobre:

  • Dónde está sujeta la operación.
  • Si la factura debe o no llevar IVA.
  • Quién ha de declarar el IVA devengado o repercutido en la prestación del servicio.

De la aplicación de la regla general de artículo 69 de la LIVA, podemos extraer las siguientes conclusiones

  1. Si el destinatario del servicio actúa como empresario o profesional, en todas las opciones la
    operación queda localizada en la sede del destinatario del servicio. Las posibles combinaciones son:
    1. a. Prestador y destinatario establecidos en el territorio de aplicación del IVA: el servicio se
      localiza en el territorio de aplicación del IVA, que es la sede del prestador y la sede del
      destinatario del servicio.
    1. b. Prestador establecido en el territorio de aplicación del IVA y destinatario establecido en
      otro estado miembro: el servicio queda localizado en la sede del destinatario del mismo.
    2. c. Prestador establecido fuera del territorio de aplicación del IVA (otro estado miembro o
      fuera de la UE) y destinatario establecido en el territorio de aplicación del IVA: el servicio
      queda localizado en la sede del destinatario.
  2. Cuando el destinatario no actúa como empresario o profesional, la regla general es que el servicio queda localizado en la sede del prestador del mismo. Las posibles combinaciones son:
    1. a. Prestador y destinatario establecidos en el territorio de aplicación del IVA: el servicio se localiza en el territorio de aplicación del IVA, que es la sede del prestador y la sede del destinatario del servicio.
    2. b. Prestador establecido en el territorio de aplicación del IVA y destinatario establecido en otro estado miembro, Canarias, Ceuta o Melilla: el servicio se localiza en la sede del prestador.
    3. c. Prestador establecido en el territorio de aplicación del IVA y destinatario establecido fuera de la UE: de manera excepcional, el servicio se localiza en la sede del destinatario del mismo.
    4. d. Prestador establecido fuera del territorio de aplicación del IVA (otro estado miembro o fuera de la UE) y destinatario establecido en el territorio de aplicación del IVA: el servicio queda localizado en la sede del prestador del mismo.

Vamos a analizar los resultados obtenidos de algunos ejemplos, en función de todas las variables vistas anteriormente:
CASO 1:

  1. Servicio de enseñanza, gestión, organización y producciones artísticas, técnicas, transportes y servicios accesorios a éstos.
  2. El prestador tiene su sede en otro estado miembro de la UE, fuera de España.
  3. El cliente actúa a título de empresario o profesional, y su sede está en la península o Islas
    Baleares (territorio de aplicación del IVA).
  4. Operación sujeta en la sede del destinatario, es decir, en el territorio de aplicación del IVA.
  5. El cliente-destinatario del servicio debe declarar el IVA devengado por inversión del sujeto
    pasivo, en las casillas 10 y 11 del modelo 303 (si está incluido en el Régimen simplificado
    del impuesto, en la casilla 53), casillas 21 y 22 del modelo 322. si está acogido al régimen
    especial de recargo de equivalencia o de agricultura, ganadería y pesca, o bien realiza
    únicamente operaciones que no originen el derecho a deducción del impuesto, deberá
    declarar por inversión del sujeto pasivo en el modelo 309.
  6. Asimismo, el cliente deberá tener un número de operador intracomunitario (NIF-IVA) e
    informar la operación en el modelo 349, indicando el número de operador
    intracomunitario (VAT).
  7. La factura emitida no lleva IVA. Deberá indicarse la mención «inversión del sujeto pasivo»
    (art. 226. 11. bis) de la Directiva 2006/112/CE).

CASO 2

  1. Servicios prestados por vía electrónica, de telecomunicación, radiodifusión y televisión.
  2. Prestador establecido en China. 3. Cliente que actúa como empresario o profesional, ubicado en el territorio de aplicación del
  3. IVA. Por tanto, el servicio es utilizado, de manera efectiva, en el territorio de aplicación del IVA.
  4. Operación sujeta en la sede del destinatario, es decir, en el territorio de aplicación del IVA.
  5. El prestador del servicio debe declarar el IVA devengado en el territorio de aplicación del IVA español, por lo que tendrá que obtener un número de identificación fiscal español (NIF).
  6. La factura emitida llevará IVA, y quedará emitida con un NIF español