Tributación directa de no residentes por rendimientos de su trabajo

La forma en que una persona física o una entidad debe tributar en España por su renta, se determina en función de si la misma es o no residente en este país. Los residentes tributan por el Impuesto sobre la

Renta de las Personas Físicas (IRPF) si son personas físicas, o por el Impuesto sobre Sociedades (IS) si son personas jurídicas.

Documento adjunto:

Tributacion_directa_de_no_residentes_por_rendimiento_de_su_trabajo.pdf (boletinasesoria.com)

TRIBUTACIÓN DIRECTA DE NO RESIDENTES POR
RENDIMIENTOS DE SU TRABAJO

La forma en que una persona física o una entidad debe tributar en España por su
renta, se determina en función de si la misma es o no residente en este país. Los
residentes tributan por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) si
son personas físicas, o por el Impuesto sobre Sociedades (IS) si son personas
jurídicas.

En cambio, los no residentes, tanto personas físicas como entidades, tributan por
el Impuesto sobre la Renta de no Residentes (IRNR).

Por otro lado, se entiende que una persona física tiene su residencia habitual en
España cuando se dé cualquiera de las siguientes circunstancias:

  • Que permanezca en España más de 183 días durante el año natural. Para determinar este período de permanencia se computan sus ausencias esporádicas, salvo que acredite su residencia fiscal en otro país. Para determinar el período de permanencia no se computarán las estancias temporales en España, que sean consecuencia de las obligaciones contraídas en acuerdos de colaboración cultural, o humanitaria, a título gratuito, con las Administraciones públicas españolas.
  • Que radique en España el núcleo principal, o la base de sus actividades o intereses económicos, de forma directa o indirecta.
  • Asimismo, se presumirá, salvo prueba en contrario, que un contribuyente tiene su residencia habitual en España cuando, de acuerdo con los criterios anteriores, residan habitualmente en España el cónyuge no separado legalmente y los hijos menores de edad que de él dependan.

Una persona jurídica o entidad se considerará residente en España cuando
cumpla cualquiera de los siguientes criterio:

  • Que se hubiese constituido conforme a la Ley española.
  • Que tenga su domicilio social en territorio español.
  • Que tenga su sede de dirección efectiva en territorio español. Se entenderá que una entidad tiene su sede de dirección efectiva en territorio español cuando en él radique la dirección y control del conjunto de sus actividades.

Una vez establecido el criterio de la residencia, podemos establecer que, las
personas físicas y las entidades no residentes tendrán la consideración de
contribuyentes del IRNR, en la medida en que obtengan rentas en territorio
español, tal como se define en dicho impuesto.

En el caso de que el contribuyente sea residente en un país con el que España
tenga suscrito convenio para evitar la doble imposición, habrá que estar a lo que se
disponga en él, ya que, en algunos casos, la tributación es inferior, y, en otros, las
rentas, si concurren determinadas circunstancias, no pueden someterse a
imposición en España.

En estos casos en que las rentas no se pueden gravar en España (exentas por
convenio) o se gravan con un límite de imposición, el contribuyente no residente
deberá justificar que es residente en el país con el que España tiene suscrito el
Convenio, mediante el correspondiente certificado de residencia emitido por las
autoridades fiscales de su país.

En dicho certificado deberá constar expresamente que el contribuyente es
residente en el sentido del Convenio. En la actualidad, existen vigentes 99
convenios de doble imposición, que pueden ser consultados en el siguiente enlace:

Convenios de doble imposición: Ministerio de Hacienda“RESIDENCIA HABITUAL
EN ESPAÑA: RADICAR EN ESPAÑA EL NÚCLEO PRINCIPAL O BASE DE SUS ACTIVIDADES O
INTERESES ECONÓMICOS.”

“RESIDENCIA HABITUAL EN ESPAÑA: SI RESIDEN EN ESPAÑA SU CÓNYUGE NO SEPARADO
LEGALMENTE Y SUS HIJOS MENORES DE EDAD.”

“RESIDENCIA HABITUAL EN ESPAÑA: CONSTITUIDA CONFORME A LAS LEYES
ESPAÑOLAS Y CON DOMICILIO SOCIAL EN ESPAÑA.”

Existen muchos tipos de rendimientos que pueden ser obtenidos por personas no
residentes en territorio español, entre los que destacamos:

  1. Rendimientos de actividades económicas con establecimiento permanente.
  2. Rendimientos de actividades económicas sin establecimiento permanente.
  3. Rendimientos del trabajo.
  4. Pensiones.
  5. Retribuciones de administradores
  6. Rendimientos de capital mobiliario.
  7. Rendimientos de capitales inmobiliarios.
  8. Imputación de rentas de bienes inmuebles.
  9. Ganancias patrimoniales.

“LAS PERSONAS (FÍSICAS Y JURÍDICAS) NO RESIDENTES TENDRÁN LA CONSIDERACIÓN
DE CONTRIBUYENTES DEL IRNR, SIEMPRE QUE OBTENGAN RENTAS EN TERRITORIO
ESPAÑOL.”

“SI EXISTEN SUSCRITOS CONVENIOS DE DOBLE IMPOSICIÓN, HABRÁ QUE ESTAR A
LO ESTABLECIDO EN LOS MISMOS.

  • Con carácter general, cuando deriven, directa oi ndirectamente, de una actividad personal desarrollada en territorio español.
  • Las retribuciones públicas satisfechas por la Administración española, salvo que el trabajo se preste íntegramente en el extranjero, y tales rendimientos estén sujetos a un impuesto de naturaleza personal en el extranjero (equivalente al IRPF).
  • Las retribuciones de empleados de buques y aeronaves en tráfico internacional, satisfechos por empresarios o entidades residentes o por establecimientos permanentes situados en territorio español, salvo que el trabajo se preste íntegramente en el extranjero y tales rendimientos estén sujetos a un impuesto de naturaleza personal en el extranjero.

Con carácter general, la base imponible estará constituida por el importe íntegro, es decir, sin
deducción de gasto alguno. No obstante, cuando se trate de contribuyentes residentes en otro
Estado miembro de la Unión Europea o en un Estado del Espacio Económico Europeo en el que
exista un efectivo intercambio de información, para la determinación de la base imponible se
podrán deducir los siguientes gastos:

  • Si los rendimientos se han devengado hasta el 31 de diciembre de 2014.

De los rendimientos obtenidos desde el 1 de enero de 2010, se podrán deducir los
gastos previstos en la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, siempre que el contribuyente acredite que están relacionados directamente con los
rendimientos obtenidos en España, y que tienen un vínculo económico directo e
indisociable con la actividad realizada en España.

  • Si los rendimientos se han devengado desde el 1 de enero de 2015, se podrán deducir:

En caso de personas físicas, los gastos previstos en la Ley del Impuesto sobre la Renta

de las Personas Físicas, siempre que el contribuyente acredite que están relacionados

directamente con los rendimientos obtenidos en España y que tienen un vínculo

económico directo e indisociable con la actividad realizada en España.

En caso de entidades, los gastos deducibles de acuerdo con lo previsto en la Ley del
Impuesto sobre Sociedades, siempre que el contribuyente acredite que están
relacionados directamente con los rendimientos obtenidos en España y que tienen
un vínculo económico directo e indisociable con la actividad realizada en España

Cuando conforme a la normativa interna y, en su caso, al Convenio, los rendimientos del
trabajo se puedan someter a imposición en España, tributarán al tipo de gravamen general
vigente según el año de devengo.

Casos particulares:

  • Los rendimientos del trabajo de personas físicas no residentes en territorio español, siempre que no sean contribuyentes del IRPF, que presten sus servicios en Misiones Diplomáticas y Representaciones Consulares de España en el extranjero, cuando no proceda la aplicación de normas específicas derivadas de Tratados Internacionales en los que España sea parte, tributan al tipo de gravamen del 8 por 100.
  • Los rendimientos del trabajo percibidos por personas físicas no residentes en territorio español, en virtud de un contrato de duración determinada para trabajadores extranjeros de temporada, de acuerdo con lo establecido en la normativa laboral, tributan al tipo de gravamen del 2 por 100.

En ambos casos, de la cuota tributaria sólo podrán deducirse:

  • Las deducciones por donativos, en los términos previstos en la Ley de IRPF y en la Ley de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo.
  • Las retenciones que se hubieran practicado sobre las rentas.

“EN LA ACTUALIDAD, HAY VIGENTES 99 CONVENIOS PARA EVITAR LA DOBLE IMPOSICIÓN DE RENTAS DE LASPERSONAS NO RESIDENTES.”

“RENDIMIENTOS DEL TRABAJO OBTENIDOS EN TERRITORIO ESPAÑOL, SIEMPRE QUE PROCEDAN DE UNA
ACTIVIDAD DESARROLLADA EN DICHO TERRITORIO.”

“RENDIMIENTOS DEL TRABAJO OBTENIDOS EN TERRITORIO ESPAÑOL, SI SON SATISFECHAS POR LA
ADMINISTRACIÓN PÚBLICA ESPAÑOLA.”

“RENDIMIENTOS DEL TRABAJO OBTENIDOS EN TERRITORIO ESPAÑOL, PARA LOS EMPLEADOS DE BUQUES Y AERONAVES EN TRÁFICO INTERNACIONAL Y LA EMPRESA
PAGADORA SEA RESIDENTE EN TERRITORIO ESPAÑOL.”